Expertos en la enfermedad de Lyme

Cuidar la salud es fundamental para todos nosotros, hacemos lo posible por prevenir cualquier enfermedad y, tal como dice  La Crónica del Pajarito, confiamos nuestro bienestar solo a los mejores especialistas. Por eso, cuando existen enfermedades como la Enfermedad de Lyme, confiamos en Biosalud.

La Enfermedad de Lyme puede padecerla cualquier persona, basta con estar al aire libre o mantener contacto con mascotas para correr el riesgo de contagiarse. Como los primeros síntomas son similares a los de otras enfermedades, es una enfermedad silenciosa difícil de diagnosticar.

Es transmitida por la mordida de la garrapata del ciervo o “Ixodes scapularis” infectada por la bacteria “Borrelia Burgdorferi”, causante de la enfermedad. Es una enfermedad que puede tratarse pero, al ser complicada de diagnosticar, muchos no se dan cuenta hasta que los síntomas son demasiado graves.

Biosalud tiene el diagnostico inmediato y el tratamiento

Afortunadamente, Biosalud Day Hospital cuenta con un diagnostico específico para la Enfermedad de Lyme. Gracias a que la Medicina biológica examina al paciente de forma integral, tomando en cuenta sus condiciones físicas, psicológicas y ambientales, es posible encontrar el origen de la enfermedad.

La enfermedad cuenta con tres fases, cada una peor que la anterior, que el tratamiento empiece a realizarse en la primera etapa, puede marcar una enorme diferencia en la recuperación del paciente, permitiendo aliviar los síntomas y también erradicar la enfermedad.

Si una garrapata portadora muerde a una persona, la bacteria entra a la piel, pasa al torrente sanguíneo y se contrae la enfermedad. De esta forma, el primer síntoma, un eritema en la zona afectada, aparecerá varios días después de la mordedura.

Si se diagnostica con este primer síntoma, se recetan antibióticos que erradican la bacteria. Sin embargo, si la enfermedad continua sin tratamiento, el paciente sufrirá de fiebre, fatiga y dolor de cabeza, iniciando la segunda fase semanas después de la aparición del primer síntoma.

La tercera fase es la etapa crónica de la enfermedad, si se diagnostica en esta etapa, aún es posible tratarla con antiinflamatorios y más antibióticos, como la amoxicilina, pero síntomas como la artritis o los problemas cardiacos propios de esta fase, dejarán secuelas para siempre.

La prevención es fundamental

Por eso realizar un diagnóstico temprano es importante, para evitar en lo posible las secuelas, pues mientras más tarde en tratarse,  más atenta contra la salud las personas, afectando considerablemente su calidad de vida.

Por este motivo, es fundamental prevenir la enfermedad antes de que se contraiga la enfermedad. Población más vulnerable son quienes viven en zonas boscosas o cerca de ellas, personas que trabajan en exteriores o quienes tienen contacto frecuente con animales.

Las recomendaciones que dan los expertos de Biosalud Day Hospital son: usar repelente para insectos, mantener el control de plagas, cuidar la higiene de tus mascotas, revisar con frecuencia la ropa, cubrirse las extremidades al estar cerca de abundante vegetación y estar alerta de cualquier comezón.

La principal medida, si alguien resulta mordido por una garrapata, es retirarla en un periodo de tiempo inferior a las 36 horas, de esta forma, aunque la garrapata sea portadora, la bacteria no pasará a la piel.

Además, si sospechas de contagio, lo mejor es asistir a un centro especializado en la Enfermedad de Lyme, como Biosalud, que cuenta con un equipo listo para atenderte y con una técnica de diagnóstico eficaz y segura.

This entry was posted on May 24, 2021, in Salud. Bookmark the permalink.