Cambios de hábitos y conducta que permiten perder peso y no caer en la obesidad

Cambios de hábitos y conducta que permiten perder peso y no caer en la obesidad

Las dietas suelen ser el recurso al que acudimos para librar kilos de más

 

¿Necesitas adelgazar? Aquí te daremos algunos trucos para mejorar muy sencillos que, seguro, te van a ayudar a perder peso y alejarte de problemas de obesidad.

  • Diluye el zumo. En vez de tomar el zumo normal, llena un vaso, la mitad con zumo y la mitad con agua. Así, vas a reducir hasta en 85 kcal.
  • Cuando hables por teléfono, emplea el inalámbrico y no te quedes quieta, haz otras actividades, mientras hables.
  • Mastica chicle sin azúcar, varias veces al día. Está demostrado que acelera el metabolismo, en un 20%.
  • Antes de hacer ejercicio, toma té verde, ya que va a hacer que sea más fácil liberar los ácidos grasos, lo que significa que vas a quemar la grasa mucho más rápido. Y, los antioxidantes que encontramos en el té, también, nos va a ayudar a quemar las calorías mucho más rápido (eso sí, ten cuidado, si tienes la tensión alta).
  • No te saltes ninguna comida. Sólo vas a ahorrar calorías, de manera temporal, porque luego vas a comer más, por qué vas a tener más hambre.
  • Cena siempre en casa. Cenar en un restaurante, cinco o más día a la semana, va a hacer que aumentes de peso (por lo menos, vas a tomar 300 kcal más, cada día).
  • En lugar de mantequilla, emplea aceite de oliva. Si usas aceite de oliva, vas a tomar menos calorías y nos va a quitar el hambre, y comeremos menos.
  • Emplea linaza en polvo. La linaza es muy alta en contenido en fibra, nos va a ayudar a saciar mucho más rápido y, por tanto, vamos a consumir muchas menos calorías.
  • Reduce el consumo de pastas y carnes rojas. Si decides tomar legumbres, que sean en recetas ligeras (como puede ser en guisos tan populares como la olla gitana o arroz con verduras).
  • Comer de forma tranquila y ordenada, sin mezclar platos para no comer más de lo que realmente necesitamos sin siquiera darnos cuenta.
  • Por último y quizá lo más importante: realiza alguna actividad física acorde a tu edad.