Optar por una empresa de destrucción de papel: una solución con base legal

empresa de destruccion de papel

Generalmente, una empresa de destrucción de papel es creada con el fin de eliminar en forma definitiva escritos plasmados o que se encuentren en diferentes medios electrónicos, así mismo las organizaciones que por diversas razones consideren necesario deshacerse de estos documentos, pueden contactar estos servicios para garantizar la seguridad de los mismos, fundamentados en la Ley de Protección de Documentos, promulgada en España en 1999.

Quizás, un aspecto que debe tener en cuenta el usuario es exigir la anulación en todas las modalidades de las dispuestas por el servidor. Sin embargo, al decidir exterminar en su totalidad un ejemplar, es recomendable tener presente cierta precaución, ya que, una vez realizada la acción, esta no podrá ser recuperada, esto debido a la eficacia del experto en la materia.

En cuanto a las personas que ejercen estas labores, se observa que su capacidad es altamente reconocida en cuanto a los traslados y usos de múltiples contenedores con papeles y objetos electrónicos tales como USB, CDs, software DVDs y hardware, los cuales deben ser tratados con los cuidados requeridos para moverlos de su sede, hasta el lugar donde será exterminada la información.

La obligatoriedad en la destrucción de papeles

Probablemente, el conocer la norma reguladora del tema, puede ser la clave para que muchos negocios que aportan el servicio, cuenten con una gama de clientes solicitándoles el encargo de prescindir de los papeles inservibles, los que se pueden identificar de la siguiente manera:

  • Confidenciales

Es muy sabido que este concepto de privacidad siempre va a estar presente en toda área laboral, motivo por el cual cada empresario, en cumplimiento de la ley, debe proceder a eliminar cada cierto tiempo una cantidad de elementos de sus archivos, que le pudieran ocasionar algún riesgo, no obstante, debe acercarse al prestador del servicio para que le proceda y avale la eliminación con base a la normativa existente.

  • Públicos

En este plano se encuentran variados escritos como los folletos, revistas, entre otros; pero estos no están regulados, así que es a criterio de cada individuo salir o no de ellos. Ahora bien, lo prudencial sería, para mayor comodidad y por cuestiones de espacio, que se proceda a eliminar parte de estos también.