Moverse en motocicleta por Europa: no olvides la Tarjeta Sanitaria Europea

Cuando planeamos un viaje en motocicleta por Europa la primera cosa que revisamos es la senda a tomar, como es normal. Luego, prácticamente en el último momento, nos encargamos de que todos nuestros papeles para viajar estén en orden. La documentación de la motocicleta, el carnet de conducir, el seguro privado, tal vez un seguro de viaje… Algo que muchos no tienen en cuenta es solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea.

 

¿Qué es la tarjeta Sanitaria Europea?

 

Es un documento personal que nos da el derecho a recibir atención sanitaria durante nuestra estancia temporal en el territorio económico europeo y en Suiza, Islandia, Noruega y Lieschtentein, independientemente del motivo por el que viajemos a ese país. No es un seguro de viaje mas nos facilita todos los trámites que debamos hacer a la hora de percibir asistencia médica.

Y lo que es más importante, nos asegura que este país de origen va a asumir los gastos derivados de esa asistencia sanitaria dejándonos en igualdad de condiciones que los habitantes del país en el que tengamos el accidente.

La Tarjeta Sanitaria Europea no tiene validez si la motivación de nuestro viaje es percibir un tratamiento sanitario, ni tampoco si movemos nuestro domicilio al territorio de otro Estado Miembro, mas es el documento que nos garantiza que el abonar nuestra Seguridad Social en Europa nos iguale a cualquier ciudadano de la Unión Europea.

 

¿Quién emite el documento?

La Seguridad Social, en el caso que nos ocupa, la de España.

 

¿Quién la puede pedir?

 

Cualquiera que tenga el derecho reconocido a la Seguridad Social en España y los beneficiarios a su cargo que cumplan los requisitos exigidos por la legislación española y por los Reglamentos Comunitarios de Seguridad Social.

 

¿De qué forma se pide?

Puede pedirse a través del Servicio de Atención al Ciudadano de la Seguridad Social, o presencialmente en los Centros de Atención y también Información de la Seguridad Social (CAISS), concertando cita previa al CAISS escogido.

Ciertos asegurados no pueden obtener la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) por medio de este servicio de Internet, como:

 

  • Los perceptores de prestaciones por desempleo y sus adjudicatarios.

 

  • Los asegurados con contrato de carácter temporal.

 

  • Los asegurados que tienen reconocido el derecho a asistencia sanitaria como personas por límite de ingresos, o los que han agotado las prestaciones por desempleo.

 

  • Los adjudicatarios con NIE, y

 

  • Todos aquellos asegurados que deban presentar documentación para exportar el derecho a asistencia sanitaria.

 

En cuanto a coberturas de cada país y modo de uso, dispones de una útil aplicación, disponible para IOS y Android en la que te enseñan su funcionamiento, números telefónicos de interés o el modo de pedir un reembolso de las cantidades pagadas si tuvieras derecho a ello.

Esto es lo que nos dice el texto de la app:

“Pautas sobre de qué forma usar la Tarjeta sanitaria europea en los 28 países de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Se incluye información general sobre la tarjeta, los números de teléfono de emergencia, los tratamientos y costes cubiertos, así como la manera de reclamar el reembolso y a quién contactar caso de que pierda la tarjeta. Disponible en 25 idiomas y con una opción que deja pasar de un idioma a otro con sencillez.

Nota: La tarjeta no se puede producir ni descargar para su empleo. El distribuidor nacional del seguro de enfermedad expide gratuitamente las tarjetas. No sustituye al seguro de viaje.”

Conviene insistir en que la Tarjeta Sanitaria Europea no sirve para utilizar con la sanidad privada, ni es un servicio de asistencia en viaje. Es el documento que te acredita como usuario con derechos a la asistencia sanitaria por la parte de la Seguridad Social en tu país y, por tanto, aplicable en el resto de la UE. Es decir, no te va a cubrir gastos de repatriación, ni de salvamento, ni otros gastos que asocien a consecuencia del tratamiento médico recibido, para eso tendrás que contratar un seguro de viaje.