LA HISTORIA DE LOS ACUARIOS DESDE TIEMPOS ANCESTRALES

Los descubrimientos arqueológicos han revelado que los viejos egipcios usaban estanques particulares para sostener con vida los peces y conseguir en ellos su reproducción.

Criaban, por servirnos de un ejemplo tilapias (peces de la familia cíclidos) para contar con de una reserva de comestibles a lo largo del año. Otros peces, por un ejemplo la perca nilotica eran venerados como divinidades, seguramente por su singular belleza.

En el tiempo de los romanos criaban distintas especies marinas y de agua dulce, más no para decorar sus casas sino más bien con fines gastronómicos.

Mas fue primordialmente en el oriente donde empezó la cría de peces con fines ornamentales, tanto en peceras de interior como en estanques y fuentes al aire libre. Hoy en día podemos adquirir una pecera de cristal, plástico u otro material y hacernos con Acuarios Baratos para nuestros peces en cualquier centro comercial o tienda especializada en este campo.

LA ANTIGUA ROMA Y CHINA Y SUS TÉCNICAS CON LA CRÍA DE PECES

Hace miles de años, los chinos cuidaban ya los primeros peces, una diversidad de carassius, si bien no todos tenían acceso a este privilegio. Sólo el emperador y unos pocos íntimos podían gozar de la belleza de estos animales.

Los acuarios donde vivían aquellos peces evidentemente no eran como los nuestros. Eran recipientes redondeados de cerámica o bien fuentes de jardín.

En los tiempos del emperador Hong-wu en el siglo XV, empezó la producción de peceras de cerámica que se propagaron por todo el imperio y llegaron asimismo a las islas del archipiélago nipón.

Lo nuestro viene de viejo. Hace ya unos 2 mil años que en China se empezaban a escoger carpines (Carassius) con el objetivo de lograr una mayor coloración, longitud de aletas y más tarde mutaciones con mayor número de divisiones de la cola bajo la atenta mirada del emperador.

En paralelo, los romanos edificaban cetareas de agua dulce para engorde de peces de consumo. Ya mucho antes los egipcios preservaban peces en estanque y hasta reproducían cocodrilos por cuestiones religiosas.

Los nipones por su lado, se centraron en la selección de Ciprinus carpio hasta desarrollar lo que el día de hoy conocemos como “koi” y que preservaban en grandes vasijas de barro cocido.

Ya sea con fines ornamentales o alimenticios, nuestra actividad actual ha heredado múltiples técnicas, ciertas  sorprendentes y otras aun desatinadas como vamos a ver, para lograr preservar y engordar primero y reproducir después.