Beneficios de la sal de epsom

¿Qué es la sal de epsom?

La sal de Epsom también se le conoce como sulfato de magnesio. Es un compuesto químico que resulta de combinar magnesio, azufre y oxígeno. Recibe su nombre de la ciudad de Epsom en Surrey, Inglaterra, donde fue originalmente descubierta.

A pesar de su nombre, la sal de Epsom es un compuesto completamente diferente a la sal  que utilizamos en la mesa. Se suele pensar que su nombre “sal” es debido a su estructura química.

Tiene la apariencia similar a la de la sal y a menudo se disuelve en el baño, por lo que también se la conoce como “sal de baño”. Aunque se parece a la sal, su sabor es claramente diferente. La sal de Epsom es bastante amarga e incomestible.

Beneficios de la sal de epsom

Durante cientos de años, la sal de Epsom se ha utilizado para tratar dolencias como el estreñimiento, el insomnio y la fibromialgia. Desafortunadamente, sus efectos sobre estas afecciones no están bien investigados.

Entre los numerosos beneficios que ofrece la sal de Epsom están:

  • Previene la formación de coágulos y contribuye a mejorar la circulación sanguínea.
  • Regula los electrolitos.
  • Desintoxica el organismo.
  • Disminuye los calambres y las molestias en los músculos, gracias a que fortalece las articulaciones.
  • Ayuda al organismo a mejorar la absorción de los nutrientes.
  • Protege las paredes del sistema digestivo y además protege el tejido cerebral.

La mayoría de los beneficios de la sal de Epsom se atribuyen a su contenido de magnesio, un mineral del que muchas personas no obtienen lo suficiente.

Usos de las sales de epsom

  • Muchas personas, incluyendo algunos profesionales de la salud, afirman que la sal de Epsom es terapéutica y la usan como un tratamiento alternativo para varias condiciones.
  • El uso más común es tomar lo que se llama un baño de sal Epsom. Para esto, agregue 2 tazas de sal Epsom al agua en una bañera de tamaño estándar y remoje su cuerpo durante al menos 15 minutos.
  • Es usada como un producto de belleza para la piel y el cabello. Para utilizarlo como exfoliante para limpiar los poros y también para agregar cuerpo y volumen al cabello.
  • La sal de Epsom se puede tomar por vía oral como suplemento de magnesio o como laxante.

A menos que tenga el consentimiento de un médico, nunca ingiera más del límite superior de ingesta indicado en el envase. Tomar más de lo que necesita podría provocar envenenamiento por sulfato de magnesio.

Además, cuando consuma la sal de Epsom, asegúrese de usar sal de Epsom pura y de calidad de suplemento que no tenga ningún olor o colorante añadido.

Sal de Epsom ¿para qué sirve?

  1. Como calmante: Además de limpiar la piel, sirve para reducir el cansancio, aliviar el estrés, el enrojecimiento y la picazón de la piel,
  2. Como analgésico: Aliviando moretones, dolores musculares y quemaduras leves de la piel.
  3. Como exfoliante: Que mezclado con aceites naturales, remueven las células muertas de la piel.
This entry was posted on January 28, 2019, in Salud. Bookmark the permalink.