Abogados divorcio Cáceres: la pensión de alimentos y los hijos mayores de edad

abogados divorcio Cáceres

Entre los casos que deben resolver los abogados divorcio Cáceres, aquellos relacionados con la pensión de alimentos tienen un carácter particular, porque combinan los dos aspectos que mayores conflictos causan en la pareja: los niños y la situación económica, y aunque algunos elementos en torno a esta medida están claros, otros como por ejemplo ¿qué hacer cuando el hijo alcance la mayoría de edad? Siguen generando dudas.

Y es que puede parecer confuso si un abogado especialista en la materia no nos lo explica, puesto que mientras que hay quienes se desligan de tal obligación apenas estos adquieren la mayoría de edad, otros continúan dándole cumplimiento a pesar de ello. De manera que es difícil conocer el momento en el que dicha medida deja de ser un deber.

Pero la fórmula para comprender el modo correcto de obrar en tal caso, es muy sencilla y es que no existe una edad máxima en la que automáticamente se extingue este deber, sino que tenemos la obligación de cumplir con la pensión de alimentos hasta que el mayor de 18 años ya no requiera de ella como medio de subsistencia.

En este sentido, conviene recordar que el mencionado deber no solo incluye la provisión de vestido, alimentos o asistencia médica. Además, es menester asegurar que el beneficiario tenga acceso a la educación y complete los procesos formativos necesarios para participar en el mercado laboral.

Pero a decir verdad, a ningún padre le inquieta el ayudar a sus hijos con recursos que le permitan tener sus prioridades cubiertas, lo que preocupa es asumir la mayor carga de responsabilidad en momentos en los que poseen la posibilidad de hacerlo o bien, opinan que estos han alcanzado cierto grado de independencia y es aquí donde podemos consultar con un abogado experto en divorcios la viabilidad de extinguir la obligación.

A propósito de lo anterior, es fundamental que dejemos al abogado estudiar el caso detenidamente, toda vez que este asunto es más complejo de lo que parece y las formas de solucionarlo, aunque tienen su base en el Código Civil, generalmente se determinan siguiendo los criterios jurisprudenciales establecidos sobre la materia hasta el momento.