10 Beneficios para Tu Salud del Vino Tinto

Relajarse con una copa de vino después de un largo día, es una de las mejores maneras de descansar. Además, si bebes moderadamente vino tinto con tiento, tu salud lo agarcecerá

El vino tinto se obtiene al triturar y fermentar, uvas de color rojizo. El grado de alcohol suele variar entre el 12 y el 15 por ciento, dependiendo del tipo de vino tinto.

El vino tinto tiene un porcentaje muy alto de antioxidantes poderosos, incluyendo resveratrol y proantocianidinas. Se cree que estos antioxidantes son responsables de los diversos beneficios para la salud del vino tinto.

Los estudios han demostrado que el consumo moderado de vino tinto. ayuda a desacelerar en envejecimiento del mismo. El consumo moderado de vino, según la  Asociación contra las Enfermedades Cardíacas,  una copa de vino para las mujeres y una o dos para los hombres en un día, es la cantidad idónea.

  1. Mejora los niveles de colesterol y protege tu corazón

Un vaso de vino tinto al día puede mejorar enormemente su nivel de proteínas lipoproteicas, de alta densidad (HDL o colesterol “bueno”), así como reducir su nivel de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol “malo”). Esto se debe principalmente a la presencia de los antioxidantes resveratrol y catequinas, presentes  en el vino tinto, ayudan a salvaguardar los paneles de las arterias contra los sedimentos de colesterol, que provocan los fallos cardíacos.

 

Un estudio del año 1999, aparecido en la Revista Americana de Nutrición, informa que el vino tinto inhibe la oxidación de las lipoproteínas, posible gracias a la acción de las células que mantienen el colesterol bueno en niveles óptimos. El estudio también informa que el vino blanco no es tan efectivo como el vino tinto y que el efecto antioxidante del vino tinto, no se debe al porcentaje de etanol que contiene.

En un estudio realizado en 2003, científicos de la Universidad de California en Davis identificaron un grupo de sustancias químicas llamadas saponinas en el vino tinto, que tienen la capacidad de reducir el colesterol. El vino tinto es una buena fuente de saponinas dietéticas. De hecho, 1 vaso de vino tinto, contiene casi la mitad de la cantidad de saponina dietética diaria promedio, que el cuerpo necesita.

Además, los polifenoles en el vino tinto, pueden ayudar a mantener tus vasos sanguíneos flexibles y reducir el riesgo de coagulación no deseada. Esto a su vez reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, y mantiene tu corazón saludable.

Además, el vino tinto, incrementa el porcentaje de ácidos grasos omega-3 de nuestro cuerpo, que también se sabe que tienen efectos protectores en el corazón y la circulación sanguínea.

  1. Disminuye la presión arterial alta

Beber vino tinto con moderación, también puede ayudar a reducir la presión arterial alta. El rico contenido antioxidante del vino tinto es bueno para reducir el estrés oxidativo vascular, que contribuye a la hipertensión.

Además, aumenta los niveles de óxido nítrico en plasma, lo que a su vez relaja las paredes de los vasos sanguíneos y mejora el flujo sanguíneo.

Un estudio de 2012 publicado en Circulation Research, encontró que el vino tinto desalcoholizado disminuye la presión arterial sistólica y diastólica y aumenta el óxido nítrico en plasma. Esto podría ser útil, para la prevención de la hipertensión de baja a moderada.

Para disfrutar de los beneficios de reducción de la presión arterial del vino tinto, asegúrese de beber vino tinto sin alcohol.

  1. Reduce el riesgo de cáncer

 

Los antioxidantes, tienen la capacidad de combatir el cáncer, y el vino tinto contiene poderosos antioxidantes. El consumo moderado de vino tinto puede retardar el crecimiento de las células cancerosas. Es particularmente eficaz para el cáncer de mama, colon y próstata.

El compuesto resveratrol en el vino tinto, también inhibe la acción clave de una proteína que alimenta el cáncer.

Una revisión de 2012 publicada en Nutrients, resume los principales efectos protectores sobre el sistema cardiovascular, y el cáncer que resultan de una ingesta moderada de vino y cerveza, debido principalmente a sus componentes comunes, el alcohol y los polifenoles.

Un estudio de 2014 publicado en Anticancer Agents in Medicinal Chemistry, informa que el vino tinto tiene fuertes actividades antitumorales, a través de la inhibición de la proliferación de células tumorales, induciendo la apoptosis celular, promoviendo la diferenciación de células tumorales, previniendo la invasión tumoral y la metástasis, y moderando aún más el sistema inmunológico del huésped para matar las células tumorales.

Un estudio de 2015 publicado en Advances in Experimental Medicine and Biology, sugiere que el resveratrol se une directamente al ADN y al ARN, activa las enzimas antioxidantes, previene la inflamación, y estimula las quinasas del punto de control del daño en el ADN, que afectan la integridad genómica más específicamente en las células malignas.

4. Controla el azúcar en la sangre

El resveratrol, el compuesto natural del vino tinto, también es beneficioso para las personas que tienen diabetes. Puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre, estimulando la secreción de insulina. También ayuda a activar una proteína, que ayuda a regular la sensibilidad a la glucosa y a la insulina.

Un estudio de 2005 publicado en Metabolism, informa que el consumo de vino tinto durante dos semanas, puede atenuar notablemente la resistencia a la insulina en pacientes diabéticos de tipo 2, sin afectar la reactividad vascular y la producción de óxido nítrico.

Un estudio publicado en 2006 en Diabetes Medicine, encontró que el consumo moderado de vino tinto, está relacionado con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en mujeres. Sin embargo, un alto consumo diario de alcohol, aunque sólo sea de uno a tres días a la semana, puede aumentar el riesgo de diabetes en los hombres.

Un estudio publicado en 2013 en Clinical Nutrition, analizó los efectos de los polifenoles del vino tinto, y el alcohol sobre el metabolismo de la glucosa, y el perfil lipídico y encontró un efecto beneficioso de la fracción no alcohólica del vino tinto (principalmente polifenoles) sobre la resistencia a la insulina, lo que confiere mayores efectos protectores, sobre las enfermedades cardiovasculares del vino tinto que otras bebidas alcohólicas.

5. Inhibe las bacterias orales

El vino tinto, puede ayudar a prevenir que la bacteria oral Streptococcus mutans, se pegue a tus dientes y saliva. Esta cepa de bacterias, está asociada con caries y dolor de garganta.

En un estudio de 2014 publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, se encontró que el vino tinto tiene efectos antimicrobianos sobre las bacterias orales, especialmente contra las cepas F. nucleatum y S. oralis.

Estas propiedades antimicrobianas del vino tinto, pueden atribuirse a su contenido en polifenoles, y a sus potentes propiedades antioxidantes.

Beber incluso una pequeña cantidad de vino tinto puede ayudar a inhibir el crecimiento de bacterias orales.

6. Reduce los efectos perjudiciales para la salud de los alimentos ricos en grasas

Se sabe que el malondialdehído, un subproducto natural de la digestión de grasas, aumenta las posibilidades de enfermedades coronarias, y otras dolencias crónicas. Esto significa que ingerir alimentos con altos porcentajes en grasa, puede ser causa, de probabilidad más alta de obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y otras afeccciones.

Pero si comes alimentos ricos en grasa con un vaso de vino tinto, puede disminuir los efectos. Un estudio del año 2008 publicado en la revista Journal Wine, informa que los elementos químicos, que contiene el vino tinto, especialmente los polifenoles, pueden aminorar los riesgos para la salud, que pueden aportar los alimentos ricos en grasas.

7. Reduce el riesgo de demencia senil

Beber sólo de uno a tres vasos de vino al día, puede reducir el riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer. El elemento resveratrol en el vino tinto, aparenta restaurar la integridad del muro hemato encefálico, manteniendo así las moléculas inmunes perjudiciales, fuera del cerebro. Esto a su vez mejora el funcionamiento del cerebro.

Un estudio publicado en 2002 en Lancet, sugiere que el consumo de alcohol de ligero a moderado está asociado con un riesgo reducido de demencia, en personas de 55 años o más. El efecto parece no ser corregido por la fuente de alcohol.

Un estudio aparecido en 2004 en la prestigiosa publicación Biological Research, encontró que beber de forma ligera a moderada (de una a tres veces al día, una copa de vino), se vinculó, de forma significativa, con un menor riesgo de demencia vascular.

No se encontraron pruebas de que la relación entre el alcohol y la demencia variara según el tipo de bebida alcohólica.

Un estudio de 2011 publicado en Neuropsychiatric Disease and Treatment, también informa que en general, el consumo ligero a moderado de alcohol, no parece perjudicar la cognición en sujetos más jóvenes y, de hecho, parece reducir el riesgo de demencia y deterioro cognitivo en sujetos mayores.

8. Combate la depresión

El consumo mesurado de vino tinto, ayuda a disminuir, el riesgo de depresión e incluso a combatirla.
Un estudio de 2013 publicado en BMC Medicine, encontró que los hombres y mujeres que bebían de dos a siete vasos de vino cada semana estaban menos predispuestos, a ser diagnosticados con depresión, en comparación con los que se abstenían.

Sin embargo, la misma investigación también sugiere que, por el contrario, sobrepasar el límite, le colcoca, en mayor predisposición, a desarrollar depresión.

Además, el vino tinto es rico en melatonina, un compuesto que induce al sueño. El sueño adecuado reduce el riesgo de depresión.

9. Mejora la salud de la piel

El consumo moderado de vino tinto, ayuda a envejecer mejor. Los antioxidantes que contiene, son realmente buenos para la piel ,y ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Los antioxidantes como los flavonoides, el resveratrol y los taninos, atacan el envejecimiento de la piel reparando la producción de colágeno y las fibras elásticas. Esto puede evitar la piel blanda, y reducir las líneas de expresión y las arrugas.

Además, los polifenoles del vino tinto ayudan a transformar la tez apagada y dan un brillo agradable a la piel. Además, rejuvenece la piel y la protege de los dañinos rayos ultravioleta (UV) del sol.

Debido a las características anti bacteriales del elemento resveratrol presente en el vino tinto, también puede ayudar a prevenir y tratar los granos y el acné en la piel.

Todo lo que necesitas hacer es rociar vino tinto en tu cara y masajear suavemente durante 5 minutos. Deje trabajar al menos durante 10 minutos aproximadamente, y luego enjuagua con agua fría. Haga esto diariamente antes de acostarse.
También se puede usar en una mezcla exfoliante semanal. Mezclar un poco de vino tinto con 2 cucharaditas de avena y masajear sobre la piel, para eliminar las células muertas. Haz esto una vez a la semana.

10. Remueve Pesticidas de Frutas y Verduras

La exposición a químicos pesticidas en productos hortofrutícolas, está relacionada con cánceres de cerebro, mama, riñón, pulmón, ovario, páncreas, próstata y estómago. También es un factor en problemas dermatológicos, neurológicos, reproductivos y genotóxicos

Puede minimizar los pesticidas en sus productos, con la ayuda del vino tinto. Los ácidos del vino tinto sirven como un gran limpiador. Además, tienen propiedades antimicrobianas que actúan como desinfectante general.

  • Rocía un poco de vino tinto en sus frutas y verduras.
  • Deja reposar durante 10 minutos.
  • Enjuagua el producto bajo agua corriente, luego sécalo con palmaditas.
    Advertencias:

Mirando los beneficios del vino tinto, mucha gente tomará un sorbo de vino. Pero antes de tomar tu copa de vino, ten en mente la palabra “moderación”.

Tomar vino tinto con moderación, tiene muchos beneficios para la salud, pero consumir alcohol en exceso, puede causar efectos terribles para la salud.

El consumo excesivo de alcohol puede provocar alcoholismo, cirrosis hepática, obesidad y mayor riesgo de muerte prematura.

Es aconsejable no exceder una bebida al día para las mujeres o una o dos bebidas para los hombres..

CONCLUSIÓN

Como puedes ver, el consumo moderado de vino tinto, es muy bueno para la salud, tanto física como mental, como todo en la vida, los excesos son siempre malos, recuerda el mensaje de las autoridades sanitarias.

PROHIBIDO EL EXPENDIO, Y CONSUMO DE ALCOHOL A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA TU SALUD.

This entry was posted on August 7, 2018, in Salud. Bookmark the permalink.